Los Cinco mejores sitios para ver moais – Cráter de Rano Raraku (La cantera de moais)

  1. Tongariki
  2. Cantera de Rano Raraku
  3. Playa de Anakena
  4. Ahu a Kivi
  5. Hanga Roa – Ahu Tahai

 

Visita de Rano Raraku

Uno de los sitios más emocionantes de la Isla de Pascua, la cantera en la que los moais fueron tallados ocupa las laderas del volcán extinto Rano Raraku. La ladera exterior cuenta con algunas de las piezas más bonitas, y su disposición irregular dibuja estampas preciosas que hacen las delicias de los visitantes que aman la fotografía. El lugar es mágico. Paseando entre los moais detenidos en el tiempo, algunos tallados en el lugar donde todavía hoy se encuentran, otros erguidos, inclinados, todos vigilantes mudos de una historia que aún hoy no tiene todos sus puntos esclarecidos.

Mis sensaciones

El paseo por este lugar es una de las experiencias más apasionantes que cualquier viajero haya deseado tener. El lugar, en un entorno de naturaleza precioso, es mágico. Arrullado por una brisa suave cargada de humedad del mar y acariciado por unos rayos de sol que calientan si ajusticiar, el murmullo del viento golpeando las figuras de piedra parece susurrarnos los secretos que envuelven. Las figuras parecen hablar y mirarte. Se dejan adular, idolatrar, inmutables sin embargo, parecen conversar ofreciéndote a cada paso un nuevo ángulo. Paraíso para los amantes de la fotografía que encontramos todos los rincones infinitamente singulares, las dos o tres horas que como mínimo se dedican a la visita, siempre saben a poco, y te preguntas constantemente la sensación que te daría verlos con otra luz, en otro momento. Me dejó fascinado.

El lugar, en un entorno de naturaleza precioso, es mágico. Arrullado por una brisa suave cargada de humedad del mar y acariciado por unos rayos de sol que calientan si ajusticiar, el murmullo del viento golpeando las figuras de piedra parece susurrarnos los secretos que envuelven. Las figuras parecen hablar y mirarte.

De niño, veía estas esculturas, enigmáticos testigos de la historia de una civilización perdida, y  soñaba con conocerlos un día; hacer realidad este sueño , y descubrir este sitio tan especial y apartado, dentro del extraordinario aislamiento de esta isla que por su posición geográfica es ya de los sitos más recónditos del mundo, no hizo sino exaltar más la emoción de haber sentido una experiencia inolvidable.

Algunas curiosidades:

Muchos de los moais tienen nombre propio, al menos en lo que yo pude averiguar, existen varios en los que la tradición está de acuerdo en atribuirles ciertas historias, pero hay muchas más que solo se pueden descubrir teniendo el tiempo de permanecer en la isla e interesarse más por la cultura rapanui.

A continuación menciono alguna de las más reconocidas…

El Gigante

El moai más grande jamás tallado se encuentra aún pegado a la roca donde se inició su talla, mirando hacia el cielo, ha sido testigo del paso del tiempo sin llegar a despegarse de su roca madre y en posición horizontal. Su tamaño es admirable, alcanzando los 22 metros de longitud, y un peso de unas 280 toneladas. Es conocido como «El Gigante«.

Hinaritu

Según la leyenda, Hinaritu, el cuñado del legendario rey Hotu Motu’a, fue quien trajo a la isla de Pascua la talla de moais. Los cuentos populares le identifican con el «moai torcido».

Piropiro

Muy cerquita de Hinaritu, nos encontramos con Piropiro , un moai que tan solo asoma la cabeza por encima del terreno. La escultura completa tiene 7 metros de altura, pero más de dos tercios de la misma, todo su cuerpo, se halla enterrado. No es el único que presenta gran parte de su talla enterrada.

Tokuturi

… y en la parte más oriental del sendero que recorre la ladera exterior, se encuentra un original moai que contrariamente al resto, está representado de rodillas. Los moai, por regla general son representados de cintura para arriba, con los brazos extendiendo sus manos sobre el vientre inferior, sin embargo parece corresponder a una época y estilo diferente presentando las piernas en genuflexión. Según la arqueóloga estadounidense Joanne Van Tilburg se trataría del último moai labrado y correspondería a la época del «Manu Tara» (Hombre pájaro). Esta estatua presenta interesantes reminiscencias con las esculturas orantes de Polinesia.

Rano Raraku (La Cantera de Moais) en video

 

La ladera interior del volcán cuenta con otros aproximadamente 40 moais inconclusos, y el cráter está ocupado por una preciosa laguna de agua dulce bordeada de cañizos. Su profundidad máxima solo alcanza los tres metros, pero ha supuesto una fuente importante de información para el estudio de la deforestación de la isla a través de los depósitos de polen estratificados en sus fondos.

Galería de fotos – Rano Raraku

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anterior #1

Siguiente #3

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.