Chile: San Pedro de Atacama

San Pedro de Atacama es la capital turística del norte de Chile. Un pueblo lleno de encanto que sirve de base a miles de turistas de todo el mundo para visitar la región del desierto de Atacama. El aire bohemio que rezuma, podría compararse a una Ibiza de los años 50 (salvando las distancias claro está tanto de época como geográficas), con calles de tierra, casas de adobe pequeños comercios con mostradores de madera, y un ritmo sosegado de calma y siesta. Concentra su actividad en tres calles principales además de la plaza de armas. Se recorre muy fácil a pie. No esperéis encontrar grandes monumentos, ya que salvo la iglesia colonial, impecablemente conservada, no es por su riqueza arquitectónica por lo que atrae, sino por su ambiente multinacional y de vacaciones.

De lo que no cabe duda, es de que los paisajes y rincones que se pueden descubrir desde aquí son únicos en el mundo por su belleza e interés. Muy bien equipada para recibir al turista, hay muchos albergues y hoteles familiares que pueden acogerte con sencillez o lujo, adaptados a todos los bolsillos. También hay muchos restaurantes, algunos de ellos con gran encanto y ambiente juvenil.

Pero sobre todo, ven preparado para participar en todo tipo de actividades al aire libre; desde senderismo, pasando por rutas a caballo o en 4×4; observación de estrellas en uno de los cielos más limpios del mundo, o relajarse en termas naturales; hasta hacer sandboarding en las dunas del desierto. Hay un montón de agencias de viajes locales dispuestas a venderte todo tipo de excursiones y experiencias, y no podrás resistirte a participar en muchas de ellas.

Cómo llegar:

San Pedro de Atacama es un destino ideal para viajeros aventureros que viajan solos o en grupo de amigos. Las actividades turísticas y las visitas están muy bien organizadas, y es perfectamente posible organizar tus vacaciones y realizar todas las visitas sin necesidad de alquilar un coche propio.

En avión

San Pedro de Atacama está a 96 km del aeropuerto de Calama, que es el más próximo. Gran parte de los turistas llegan en avión desde Santiago de Chile volando con alguna de las líneas aéreas lowcost chilenas que tienen vuelos a muy buen precio. Las más populares son además de Latam, Sky (www.skyairline.com) o JetSmart (www.Jetsmart.com). Además incluyen destinos internacionales a destinos en Perú, Argentina o Brasil.

Desde el aeropuerto la mejor opción para llegar a San Pedro de Atacama es en coche propio, alquilándolo a la llegada, o bien contratar los servicios de transfer compartido. Hay varias compañías que tienen servicio, yo personalmente elegí Transvip (www.transvip.cl) por precio, frecuencias y facilidad para reservar. El trayecto de ida y vuelta en furgoneta, con hasta 5 compañeros de viaje, dura aproximadamente 1h30′ y cuesta 18€. Se puede pagar con tarjeta de crédito y realizar la reserva anticipadamente en la web o bajándose la app para operar desde el móvil, con un descuento del 15%.

En coche o en bus

San Pedro de Atacama está a 1700 km de Santiago de Chile (unas 18 horas de trayecto en tu propio coche, y 24 horas en autobús). Hay autobuses a las principales capitales chilenas, con frecuencia dichos servicios tienen que hacer trasbordo en Calama, capital provincial, con la que hay multitud de conexiones diarias.

Hay bastantes viajeros que llegan desde o continúan viaje hacia Salta (Argentina). La distancia es de 500 km, y en auto propio se tardan unas 7h30. Hay varios servicios diarios de autobús que tarda unas 11 horas y cuesta entre 25€ y 50€.

Qué visitamos en este post – Mapa de la comarca de Atacama

En este mapa encontrarás todos los lugares de interés turístico descritos en este artículo. Puedes usarlo para navegar y llegar hasta todos ellos.

Los lugares tienen ubicaciones precisas en la medida de lo posible pero se puede garantizar que la navegación sea siempre exacta. Hay que tener en cuenta que es una herramienta pensada para facilitar la comprensión geográfica del post y siempre conviene verificarla y usar el sentido común.

Sitios descritos en este post en color naranja, y morado para restaurantes y hoteles

Visitas esenciales en Atacama

1/ Qué no te debes perder en San Pedro de Atacama:

  • Iglesia colonial de San Pedro de Atacama
  • Plaza de Armas
  • Calle Caracoles
  • Museo Padre Le Paige
  • Ruinas arqueológicas: Pucará de Quitor y Aldea de Tulor

2/ Las mejores visitas en el Desierto de Atacama:

  • Valle de la luna & Cordillera de la Sal
  • Géisers del Tatio & Iglesia colonial de Machuca
  • Laguna Céjar
  • Laguna Chaxa

3/ Siguiendo la Ruta Chile 23: «Chile: Del desierto de Atacama a los Andes»

  • Pueblos e iglesias Atacameño: Toconao & Socaire
  • Lagunas altiplánicas: Miscanti y Miñiques,
  • Salares andinos: Talar y Aguas Calientes, El Laco.
Un poco de historia: San Pedro de Atacama

Inicios de la agricultura y la ganadería

Hace unos 11.000 años los primeros pobladores ocuparon y colonizaron el territorio que hoy conocemos como Atacama. Comenzó el desarrollo de la agricultura en bancales, del cultivo de cereales como el choclo o la quinoa, frutos como los higos o el zapallo, y otros alimentos como la papa o los porotos. Acompañaban al cultivo de alimentos, el del algodón y la ganadería. Se inició la cría de alpacas y llamas que proporcionaban leche y carne, además de lana.

Simultáneamente se desarrolló la fabricación de utensilios de cerámica. La aridez del entorno solo permitía el asentamiento en lugares muy distanciados entre sí. Situados junto a las vegas de los pocos ríos que bajaban de los Andes, o ubicados junto a surgentes de aguas subterráneas, constituían verdaderos oasis en medio de un paisaje desértico.

La distribución de la población en estos asentamientos ha permanecido prácticamente inalterada a través de la historia. Las poblaciones actuales coinciden en su gran mayoría con poblaciones pre-hispánicas, pre-incaicas e incluso prehistóricas.

El Pueblo chango y la cultura kunza y la invasión inca (1450)

Atacameños

Indios changos en un grabado del siglo XIX

Los changos eran el conjunto de etnias que habitaban las zonas costeras desde el sur del Perú hasta el rio Elqui en el norte de Chile y habitaban la región de Atacama cuando el Imperio Inca inició su expansión al norte de Chile. Su idioma era conocido como kunza. Como había sucedido en otras latitudes, las conquistas incas acarrearon numerosas guerras, y en esta zona no fue la excepción. En 1450 se produce la conquista, y los representantes del Imperio del Sol gobernaron este territorio, que marcaba también su frontera sur, durante casi 90 años.

De la cultura Kunza (o cunsa – que significa «nuestro») nos han llegado muchos topónimos como Sairecabur o Licancabur, los dos volcanes que presiden el paisaje de San Pedro de Atacama. Se cree que su idioma estaba estrechamente relacionado con el aymará. De la época incaica son las pucarás, los poblados elevados y defendidos por murallas.

Conquista Española en 1540

Diego de Almagro lideró una primera expedición a Chile, pero el dominio español no se mantuvo hasta que una segunda expedición esta vez liderada por Pedro de Valdivia conquistó para el Imperio Español este territorio.

Pedro de Valdivia

Pedro de Valdivia (Pintor: Federico Madrazo)

Pedro de Valdivia, oriundo de la comarca extremeña de la Serena,  fundó Santiago de Chile en 1540, y otra serie de asentamientos españoles en el país, incluyendo algunas poblaciones del Norte Grande (como así denominan a esta región en chile) como San Pedro de Atacama o San Francisco de Chiu Chiu.

El territorio dependía jurídicamente del Virreinato del Perú, y así permaneció nada menos que casi trescientos años, hasta los procesos de independencia de los países Hispanoamericanos. Chile no se caracterizó por ser uno de los territorios mas ricos del nuevo Imperio Español, además el extenso desierto que separaba las fértiles vegas del Valle Central, se encontraban muy lejos de la capital del virreinato. Sin embargo la explotación minera en especial de la plata del altiplano boliviano, dio cierta importancia estratégica a la región, convirtiéndola en una etapa más de comunicación para el transporte de mercancías y viajeros entre Santiago y Lima, y entre las minas de Potosí y los puertos del Pacífico. Esta situación prácticamente ha variado muy poco, salvo por la introducción del turismo durante las últimas décadas del siglo XX.

Organización política

San Pedro de Atacama es una extensa comuna que incluye varias poblaciones, su extensión es de 23.000 km² (equivalente a la provincia de Cáceres) sin embargo pocos lugares son aptos para el cultivo y gran parte de su territorio es un desierto. La comuna está enmarcada en la provincia de El Loa, cuya capital es Calama (una ciudad de 100.000 habitantes) que es la ciudad mas importante del interior desértico del norte de Chile. La provincia a su vez pertenece a la Región II de Antofagasta, capital regional, ciudad y puerto más importante del norte de Chile, de la que dista 310 km.

Cultura y Sociedad

El norte de Chile comparte con Bolivia, Perú y el noroeste de Argentina las mismas raíces étnicas y culturales. Los idiomas indígenas predominantes son el Quechua y el aymará. Están presentes por toda la región repartidos de forma irregular sin unas fronteras muy definidas. En el Norte Grande de Chile existen comunidades quéchua en el norte de la provincia de El Loa, mientras que en la región del Atacama parece predominar la influencia aymará. En cualquier caso, a los pueblos indígenas Atacameños  se les conoce como Likan-Antai que se podría traducir como «gente de la tierra», que estarían emparentados con ambas ramas culturales andinas.

Pueblos indigenas de Chile

En este mapa se puede ver la distribución de los pueblos indígenas de Chile, en los que se ven las cuatres familias indígenas del «Norte Grande» chileno: Changos, Dieguitos, Atacameños y Aymarás.

 

Visitando San Pedro de Atacama

Plaza de Armas

Es el centro de la vida local. Una típica plaza como en los cientos de localidades coloniales hispanoamericanas que concentraba los principales edificios de poder político y religioso. El Cabildo fue creado en 1555 para administrar el territorio, y la iglesia en 1557. Los soportales, tan típicos de las plazas españolas, también están aquí presentes, dando cobijo a multitud de terrazas donde se congregan cada día los turistas para disfrutar de las sombras de los molles y chañares, los árboles frondosos que con profundas raíces para obtener su humedad, son los que se dan aquí, en esta tierra de rigores climáticos de sequía y altura sobre el nivel del mar.

Iglesia colonial

La iglesia cuya advocación es San Pedro, como parece evidente, fue construida en 1557, pero ha sufrido reconstrucciones posteriores en el siglo XVIII y una completa rehabilitación hace pocos años. Los materiales usados eran sencillos, adobe y madera de chañar y algarrobo para las paredes y estructuras, paja y barro para los techos y madera de cardones (cactus) para fijarlos. A menudo iban entrelazados con correas vegetales y sin puntas, como se puede ver en las puertas de las cancelas.

En tiempos de la fundación de San Pedro de Atacama, la parroquia perteneció al obispado de Cuzco en Perú.

 

Calles principales: Caracoles, Toconao y Tocopilla

Las calles Toconao y Tocopilla siguen un eje norte-sur, y concentran agencias de viajes y casas de cambio donde poder obtener pesos chilenos o bolivianos (para aquellos que decidan realizar la excursión al Salar de Uyuni de tres o cuatro días).

La calle Caracoles por su parte cruza el pueblo entero de este a oeste y es el verdadero eje de la vida local. Aquí podrás encontrar restaurantes, pizzerias, heladerías, agencias de viajes para planificar todas tus excursiones, tiendas de souvenirs y el mercado local donde encontrar todo tipo de productos frescos, frutas y hortalizas. Es sin duda la más animada del pueblo, y por las noches se ameniza también con músicos callejeros.

Museo Arqueológico Padre Le Paige

El párroco jesuita Gustavo Le Paige es el responsable de una colección de piezas encontradas en la comarca, que él mismo fue acumulando durante décadas desde los años 50 asta 1963, año en el que conjuntamente con la Universidad Católica del Norte, se inauguró un espacio expositivo. En 2017 se decidió la construcción de un nuevo  Museo, que aún no ha sido inaugurado, las cajas con los miles de piezas clasificadas se amontonan a la espera de que esto ocurra.

Ruinas arqueológicas: Pucará de Quitor & aldea de Tulor

Ruinas arqueológicas «cunza«, el pueblo oriundo de Atacama que construía fortalezas en lo alto de cerros denominadas Pucarás. A pesar de ello no logró librarse del yugo yugo inca en 1450 y más tarde del español en 1540. El conjunto ubicado 3 km al norte del pueblo (se puede llegar andando), cubre lo alto de un cerro que proporcionaba la defensa natural al emplazamiento. Se pueden ver murallas y los cimientos de numerosas construcciones en piedras de sillar de diferentes tamaños. andando.

La Aldea de Tulor se halla por su parte al sur del pueblo y un poquito más lejos, unos 9 km al sur. Aquí se puede visitar la reconstrucción de una vivienda típica. La antigua aldea que reunía una población de unas 200 personas, está semi enterrada por el desierto. Se pueden ver las trazas de sus casas circulares de adobe y techos de paja, que se conectaban entre si a través de pasadizos.

Dónde comer y tomar algo en San Pedro de Atacama
Un simple paseo por el pueblo os permitirá elegir según vuestras preferencias a la hora de comer o tomar algo, no obstante aquí van una serie de sugerencias que a mí me encantaron:
  • Pizzeria El Charrúa: (Calle Tocopilla 442 – Tel: +56 55 285 1443)  – Dicen que la mejor pizza de Atacama, y yo diría que lo es. Hecha en horno de leña, este restaurante dividido en varios espacios bastante reducidos está siempre a rebosar, y eso siempre es buena señal.
  • Mal de Puna: (Calle Licancabur 154) El lugar al que tenéis que venir para probar los mejores cócteles que incluyen un toque local, con ingredientes del desierto como jugo de cardón (el cactus del desierto), savia de chañar (el típico árbol que da sombra en las terrazas), etc.. Cócteles a partir de 4000CLP (unos 5€)
  • El Toconar: (Calle Caracoles 330 – Tel: +56 9 8429 4492) Un restaurante prácticamente al aire libre a la sombra de los chañares. Las mesas dispuestas en el corral rodeado por muros de adobe y una pequeña puerta que da a la calle. Cocina tradicional e internacional. Comer o cenar sale por unos 10€.

En San Pedro de Atacama no se sirven copas o bebidas alcohólicas sin comida, por tanto siempre que se pide un cóctel, un combinado o incluso una cerveza, os ofrecerán una carta para que al menos escojáis algo para picar.

Dónde dormir en San Pedro de Atacama 
La oferta hotelera es amplia y para todos los bolsillos, aquí os dejo dos direcciones interesantes para los que deseen experimentar Atacama con todas las comodidades y para quienes desean un sitio agradable donde además se come muy bien con una relación calidad-precio excelente:
  • La Tribu del Indio – Tel: +56 9 8403 4371 – Habitaciones con baño y desayuno incluido a partir de 35€ la doble. Familiar y acogedor, que ofrece menú al mediodía por 5000CLP (aprox. 6€)
  • Hostal La Casa del Pueblo – Tel: +56 9 9123 6790 – Un favorito entre los viajeros, por servicio y ubicación en plena calle Tocopilla en el centro de todo. Habitación doble desde 60€ con desayuno fantástico.
  • Hotel Diego de Almagro – Tel: +56 5 5285 1011 – El sitio ideal para disfrutar de su piscina en las tardes calurosas de verano, en pleno centro de la población en la calle Toconao. Habitación doble desde 80€ con muy buen desayuno.

Visitar el Desierto de Atacama

Seguir la Ruta 23 por Atacama

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.