Lo mejor del desierto de Atacama

Teniendo como base San Pedro de Atacama, el corazón de la región, en este artículo os muestro y describo las mejores visitas que se pueden realizar para descubrir las bellezas naturales y culturales de este apasionante desierto. Divido en dos partes las posibles excursiones: En una primer grupo reúno las escapadas de medio día que se pueden hacer a los parajes naturales de las cercanías; Valle de la Luna, Géisers del Tatio, y las lagunas de Céjar y Chaxa; y una segunda parte dedicada a cultura y tradiciones, una ruta para recorrer los pueblos Atacameños de la comarca formada por los ríos El Loa y Salado.

Los paisajes espectaculares del Desierto de Atacama, sobrecogen en el Valle de la Luna, donde millones de años de erosión han esculpido formas singulares, y donde grandes dunas de arenas vivas rellenan vaguadas con sus crestas ondulantes. La fuerza del fuego volcánico expulsa chorros de vapor que se cristalizan ante el frío de la mañana del altiplano, cuando a más de 4.000 metros de altitud, comprobamos como la naturaleza supera todas nuestras expectativas asistiendo al espectáculo de los Géiseres del Tatio. También podremos relajarnos en las termas de Puritama, o bañarnos en aguas tan salinas que te hacen flotar como en el Mar Muerto, en la laguna Céjar. Para los apasionados de la fauna, pocos sitios reúnen tanta belleza e interés ornitológico, como la laguna Chaxa (Reserva Nacional de los Flamencos) en el entorno del  Salar de Atacama. Rodeada de una extensa llanura con los impresionantes Andes como telón de fondo, sus orillas son ideales para la observación de estas preciosas aves. A todo esto agregarle la posibilidad de realizar actividades como sandboarding, ascensión de cráteres, rutas ecuestres o en mountain bike, entre otras actividades destacables que se pueden contratar en San Pedro de Atacama.

Y para los que busquen cultura y tradiciones, en la segunda parte describo la ruta de pueblos Atacameños, que empieza por San Francisco de Chiu Chiu, con la más antigua iglesia colonial de Chile, y continua por las localidades de Ayquina, que cada año celebra la romería de Nuestra Señora de Ayquina, una de las manifestaciones del folklore indígena más interesantes del Norte Grande; o los pueblecitos de Toconce y Caspana, situados en las vegas de vertiginosas quebradas a los pies de los Andes, con increíbles paisajes y muchas posibilidades de hacer senderismo.

 

Cómo llegar:

San Pedro de Atacama es un destino ideal para viajeros aventureros que viajan solos o en grupo de amigos. Las actividades turísticas y las visitas están muy bien organizadas, y es perfectamente posible organizar tus vacaciones y realizar todas las visitas sin necesidad de alquilar un coche propio.

En avión

San Pedro de Atacama está a 96 km del aeropuerto de Calama, que es el más próximo. Gran parte de los turistas llegan en avión desde Santiago de Chile volando con alguna de las líneas aéreas lowcost chilenas que tienen vuelos a muy buen precio. Las más populares son además de Latam, Sky (www.skyairline.com) o JetSmart (www.Jetsmart.com). Además incluyen destinos internacionales a destinos en Perú, Argentina o Brasil.

Desde el aeropuerto la mejor opción para llegar a San Pedro de Atacama es en coche propio, alquilándolo a la llegada, o bien contratar los servicios de transfer compartido. Hay varias compañías que tienen servicio, yo personalmente elegí Transvip (www.transvip.cl) por precio, frecuencias y facilidad para reservar. El trayecto de ida y vuelta en furgoneta, con hasta 5 compañeros de viaje, dura aproximadamente 1h30′ y cuesta 18€. Se puede pagar con tarjeta de crédito y realizar la reserva anticipadamente en la web o bajándose la app para operar desde el móvil, con un descuento del 15%.

En coche o en bus

San Pedro de Atacama está a 1700 km de Santiago de Chile (unas 18 horas de trayecto en tu propio coche, y 24 horas en autobús). Hay autobuses a las principales capitales chilenas, con frecuencia dichos servicios tienen que hacer trasbordo en Calama, capital provincial, con la que hay multitud de conexiones diarias.

Hay bastantes viajeros que llegan desde o continúan viaje hacia Salta (Argentina). La distancia es de 500 km, y en auto propio se tardan unas 7h30. Hay varios servicios diarios de autobús que tarda unas 11 horas y cuesta entre 25€ y 50€.

Qué visitamos en este post – Mapa de la comarca de Atacama

En este mapa encontrarás todos los lugares de interés turístico descritos en este artículo. Puedes usarlo para navegar y llegar hasta todos ellos.

Los lugares tienen ubicaciones precisas en la medida de lo posible pero se puede garantizar que la navegación sea siempre exacta. Hay que tener en cuenta que es una herramienta pensada para facilitar la comprensión geográfica del post y siempre conviene verificarla y usar el sentido común.

Encuentra los sitios descritos en este post están en color verde

Lo mejor del Desierto de Atacama

Estas son las visitas esenciales explicados en tres posts sobre la comarca del desierto de Atacama:

1/ En San Pedro de Atacama:

  • Iglesia colonial de San Pedro de Atacama
  • Plaza de Armas
  • Calle Caracoles
  • Museo Padre Le Paige
  • Ruinas arqueológicas: Pucará de Quitor y Aldea de Tulor

2/ Las mejores visitas en el Desierto de Atacama:

  • Valle de la luna & Cordillera de la Sal
  • Géisers del Tatio & Iglesia colonial de Machuca
  • Lagunas Céjar & Laguna Chaxa
  • Pueblos e iglesias Atacameños: San Francisco de Chiu Chiu, Ayquina

3/ Siguiendo la Ruta Chile 23: «Chile: Del desierto de Atacama a los Andes»

  • Pueblos e iglesias Atacameños: Toconao & Socaire
  • Lagunas altiplánicas: Miscanti y Miñiques,
  • Salares andinos: Talar y Aguas Calientes, El Laco.
Excursiones desde San Pedro de Atacama

Valle de la Luna

Situado a tan solo 15 km del centro de San Pedro de Atacama, es uno de los paisajes desérticos más celebrados del mundo. El Valle de la Luna está estrechamente ligado en su formación a la Cordillera de la Sal. El valle estuvo ocupado por un antiguo lago salino que fue desecado por cambios climáticos. Los movimientos orogénicos que plegaron la corteza terrestre haciendo surgir los Andes, también produjeron pliegues en sus capas de sedimentos, colocándolas en posiciones verticales u oblicuas. Después, la erosión de la lluvia y el viento durante millones de años, han perfilado formas caprichosas. Esculturas naturales como las «Tres Marías«,  o pilones de roca desperdigados por superficies en las que brillan los destellos de sal, mezclados con arcillas y margas, crestas rocosas talladas por fallas…

El espacio esta protegido bajo la figura de Reserva Nacional, y se requiere una entrada para visitarlo: cuesta 2.500CLP (unos 4€). La caseta de vigilancia está al inicio del camino de tierra prensado que da acceso a este valle que combina elementos naturales con rastros de una minería del salitre que hasta hace bien poco daba riqueza a la economía local.

El «Anfiteatro» es otra de las formaciones estrella de este valle, así denominado por ofrecer unos paisajes que parecen salidos de otro planeta. Uno de los puntos culminantes de la excursión, es recorrer el sendero que asciende  hasta lo alto de la «Duna Mayor«, donde una montaña de arena se extiende como un puente cubriendo la vaguada entre dos sierras de roca, ofreciendo el espectáculo de arenas vivas formando crestas onduleantes que el viento fija a su antojo con una extraordinaria definición.

Otro de los puntos fuertes del valle, es el mirador de la Piedra del Coyote. Al atardecer es cuando más espectacular puede resultar este mirador, que con maravillosas vistas, te permite observar desde lo alto los quiebros y llanuras del Valle de la Luna hacia un lado, con la cortina de los Andes al fondo tamizados por la luz de la puesta de solo que provoca reflejos coloridos en las faldas y cumbres del gigantesco cordón volcánico.

Géiseres del Tatio

Situados a más de 4.200 metros de altitud y a 80 km de San Pedro de Atacama, solo es recomendable llegar en 4×4, porque sobre todo los últimos tramos del camino de acceso pueden estar impracticables en los meses húmedos de diciembre a febrero.

Es una de las excursiones más buscadas por los visitantes, y suele realizarse en grupos organizados en visitas de medio día que salen muy temprano de mañana. El objetivo es estar en los géiseres al amanecer para ver los efectos del agua surgiendo de los potentes chorros volcánicos que surgen del subsuelo hacia el cielo y congelándose a temperaturas bajo cero. Las columnas de agua que se forman pueden alcanzar los 10 metros de altura. El campo de géiseres del Tatio es uno de los más grandes del mundo, contando con casi un centenar del millar de géiseres del mundo. El paraje es también impresionante a cualquier hora del día, pero las temperaturas suelen subir bajo el potente sol de mediodía (no olvidemos que estamos en latitudes tropicales).

En el camino de regreso se suele visitar la iglesia colonial de Machuca, una de las más bonitas de la región. La excursión organizada cuesta unos

La entrada a los Géiseres del Tatio cuesta 10.000CLP (unos 12€). La excursión organizada en la que puedes visitar estos dos sitios sale por unos 20.000CLP (unos 24€)

Laguna Céjar y Chaxa

Situada 20 km al sur de San Pedro de Atacama, hay que recorrer un camino arenoso durante unos 20′ para llegar hasta sus orillas. La entrada a la laguna cuesta 15.000CLP (unos 18€) La laguna Céjar es de una azul intenso y su alto contenido de sal, permite una flotación similar a la que encontraríamos en el Mar Muerto. Hay excursiones organizadas desde San Pedro de Atacama de medio día para disfrutar del entorno, llévate el bañador porque sea cual se la época del año, en las horas centrales del día hace bueno como para poder bañarse y tomar el sol. Las excursiones suelen llevar a los turistas a descubrir unos pozos profundos de agua dulce hasta llegar a la laguna Tebinchique, (la entrada a la laguna cuesta 2.000CLP -unos 2,40€-) más somera y salina, en la que con un poco de suerte podréis ver flamencos. Al atardecer ademas el espectáculo está asegurado con el reflejo de los Andes sobre la superficie de la laguna, con los colores cambiantes de los últimos rayos de sol.

Las excursiones organizadas para ver ambas suelen realizarse por las tardes y cuestan 17.000CLP (algo más de 20€).

Por su parte la laguna Chaxa está situada unos 65 km al sur de San Pedro de Atacama. Pertenecen a la Reserva Nacional de los Flamencos, la entrada gestionada por la Conaf (www.conaf.cl) cuesta 2.500CLP (aprox. 2€) para este sector.

Termas de Puritama

Son unas termas naturales situadas a unos 30 km al norte de San Pedro de Atacama. Su atractivo radica en poderse bañar en sus piscinas termales al aire libre en medio de un paisaje andino de bosques de cardones (el cactus típico andino) de gran belleza, caracterizado por la Quebrada de Guatin, un estrecho valle encajado en la roca por el que fluye un río con aguas tibias, mezcla de la aportación de aguas de dos afluentes; el Puritama de aguas calientes que nutren las termas, y el Purifica, de aguas frías del deshielo.

La entrada a las termas cuesta 15.000CLP (unos 18€), pero conviene realizar la reserva online que por un poco más (19,500CLP -unos 24€) te aseguras el cupo de entradas que es limitado. (Aquí puedes obtener más información y comprar los tickets online www.termasdepuritama.cl

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ruta de Pueblos Atacameños al norte de San Pedro de Atacama

Al oeste de Calama, y al norte de San Pedro de Atacama, se encuentran los valles de los ríos El Loa y su afluente el rio Salado. Estos dos cursos de agua proporcionaron vegas fértiles para el asentamiento de la población desde tiempos pre-hispánicos. En estos lugares, escondidos por cañones de piedra, prosperan estas pequeñas comunidades ancladas a sus tradiciones. Comenzaremos nuestra ruta por San Francisco de Chiu Chiu, lugar de fundación de la primera iglesia en Chile. Después continuaremos por Ayquina y Toconce siguiendo el río Salado, para concluir nuestra ruta, muy cerquita de los géiseres del Tatio, a las faldas de los Andes en Caspana.

San Francisco de Chiu Chiu (Altitud: 36 km al oeste de Calama)

Este pueblecito tiene una de las iglesias coloniales más completas y bellas, además de ser la primera fundada en Chile. Tiene todos sus componentes típicos, iglesia-fortaleza con cerca alrededor, doble campanario, cementerio y todo ello con una arquitectura sencilla en volúmenes cúbicos que deleitan al mirarla. En su interior austero y humilde, se puede ver la estructura del techo de pajabrava y madera de cardón (cactús), que también se advierte en las puertas, con tablas enlazadas con cinchas de cuero. En las calles de San Franisco se ven casas tradicionales, en la Plaza de Armas ajardinada, un centro médico rural muy curioso, y junto a la iglesia un restaurante donde poder comer un menú de comida tradicional local delicioso.

San Francisco de Chiu Chiu fue fundado por Pedro de Valdivia, el conquistador de Chile, que por aquí pasó en su camino desde el Perú al Valle Central. Las poblaciones atacameñas solían estar agrupadas en torno a asentamientos defensivos denominados «pucarás», ciudadelas incaicas que servían para la protección de sus habitantes y ganado. Los españoles derrotaron a la población indígena asentada en la Pucará de Lasana (10 km al norte continuando por la Ruta 21 que nos ha traído desde Calama). Dicho asentamiento sería más tarde abandonado, agrupándose la población en torno a la recién fundada iglesia de forma gradual, a medida que la conquista española iba afianzándose.

Ayquina (Altitud: 3.000 metros – 40 km al oeste de Chiu Chiu)

Salimos de Chiu Chiu para tomar la carretera B-165 que nos llevará hasta Ayquina y Toconce. Una carretera recta que atraviesa llanuras desoladas de un desierto pedregoso que se extiende a lo largo de los 40 km que separan San Francisco de Ayquina. Un desvío desde la carretera nos lleva al interior del pueblo, que parece querer camuflarse dentro del cañón fluvial que forma el rio Salado, afluente de El Loa. En este humilde pueblecito, podréis ver las casas tradicionales de piedra y adobe y tejados de paja, que se asemejan muchísimo a las construcciones ancestrales del imperio Inca. De hecho, aquellos que hayan visitado el Macchu Pichu, encontrarán reminiscencias indiscutibles con las casas de los barrios llanos de las famosas ruinas peruanas.

Ayquina es muy conocido en el ámbito nacional del país sudamericano por la romería de Nuestra Señora la Virgen de Guadalupe, que tiene lugar cada año el 7 y 8 de septiembre. En la que miles de ferigreses venidos de muchos rincones del país, principalmente del Norte Grande, acuden a esta manifestación tradicional cuyas festividades duran varios días. Para hacerse una idea, baste decir que un pueblo que no cuenta con más de 100 habitantes recibe 70.000 visitantes en estas fechas, y solo 3.000 durante todo el resto del año.

Por si os interesa pasar más tiempo en la zona, aquí os dejo la referencia de un pequeño hotel rural con habitaciones con vistas a las huertas de la quebrada. Hotel-Restaurante El Valle (Tel: +56 5 7984 4324)

Toconce (Altitud: 3.350 metros – 20 km al oeste de Ayquina)

Remontando el río nos dirigimos hacia Toconce. Atravesamos su curso por un profundo cañón que la carretera supera con un tramo de bellos paisajes, con grandes pendiente y muchas curvas. Encontramos nuestro destino al final de la garganta sobre lo alto de un cerro. La iglesia colonial asomada al precipicio, parece querer vigilar los paso de quien traspasa el cañón rocoso. A partir de Toconce entramos en territorio de cardones, un cactus que se distribuye por las laderas rocosas, como si fueran columnas con pinchos queriendo sostener el cielo andino.

Caspana (Altitud: 3.200 metros – 85 km al oeste de Calama)

El último pueblo de esta ruta nos requiere volver sobre nuestros pasos pasado Ayquina para tomar la carretera que se dirige a los géiseres del Tatio desde Calama. Allí en medio de un paisaje desolado, vacío y a la vez sublime y gigante, la llanura da paso al piedemonte Andino, haciendo que todas las proporciones se rompan en tu cabeza. Este paisaje, menos árido que las planicies pedregosas que hemos dejado atrás, está salpicado la vegetación típica que da de comer a vicuñas y guanacos. Es bastante habitual verlos pastar y deambular desde la carretera.

Caspana al igual que Toconce, se encarama sobre un cerro que defiende un meandro del río que forma un ancho cañón con tierras fértiles. Con 500 habitantes es, como dice su cartel a la entrada, «una aldea de agricultores y pastores cuyos habitantes se dedican al cultivo de hortalizas, flores y frutas, entre las que destacan las peras, manzanas, damascos y tunas«. Su iglesia colonial, levantada sobre las ruinas de anteriores construcciones, data de 1640 y está dedicada a San Lucas.

Y hasta aquí llega nuestra excursión cultural por tierras de Atacama, espero haber podido trasmitir lo que he disfrutado y gozado de descubrir esta tierra de frontera, incrustada en una de las regiones más áridas de América, pero también flanqueada por una de las Cordilleras más altas y largas del mundo.

 

Continua visita por la Ruta 23

Volver a San Pedro de Atacama

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.