La comarca de Los Serranos es un escape de fin de semana, para la gente de Valencia. El paisaje agreste de montaña está salpicado de pueblos con historia, desde los cuales se pueden realizar estupendas excursiones por la naturaleza, senderismo, deporte-aventura como escalada, BTT y otros.

En esta ruta destacaremos tres etapas, coincidiendo con los tres pueblos que a mi juicio son los más bonitos e interesantes desde el punto de vista monumental e histórico: Chulilla, Chelva y Alpuente. Antes de comenzar, unos apuntes generales que ayudan a comprender lo que vamos a ver y cómo disfrutarlo más:

Apuntes geográficos:
La Comarca de Los Serranos también es denominada como Alto Turia, la Serranía de Chelva, o simplemente la Serranía. Comprende casi una veintena de municipios que se agrupan en la esquina noroccidental de la provincia de Valencia, en una zona montañosa atravesada por el profundo surco que forma el Turia a su paso hacia el Mediterráneo proveniente de Teruel. El clima es mediterráneo continentalizado, de veranos calurosos e inviernos fríos y con grandes cambios de temperatura entre la noche y el día. Es muy seco, y la ausencia de precipitaciones provoca un paisaje bastante árido en el que predominan los pinos, almendros, olivos y matorrales.Mapa de los Serranos

Las montañas copan un paisaje agreste con muchos barrancos, y abundan lugares de gran encanto en el nacimiento de algunos ríos, estrechos cañones intercalados con fértiles vegas, regadas por acequias que se nutren de numerosas fuentes. Las laderas presentan terrazas para el cultivo que a menudo están hoy ya abandonadas. Se conservan todavía olivares y almendros.

Al norte las Sierras de Javalambre y Gúdar presentan algunas de las cotas más altas (más de 2.000mts)  del sistema Ibérico, a cuyas estribaciones pertenecen las montañas valencianas. 

Un poco de historia:
La Comarca de Los Serranos fue una comarca fronteriza durante gran parte de la Edad Media. Primero entre el Reino de Aragón cristiano y la Taifas de Valencia, y tras la Reconquista cristiana, con los reinos de Aragón y Castilla.

El Cid y Jaime I

La historia de esta comarca siempre estuvo ligada a la suerte de la ciudad de Valencia. Ya en tiempos del Cid, Alpuente (1089) sería la cabeza de puente para la conquista de Valencia (1094-1102)) por el legendario caballero castellano. Siglo y pico después sería el Rey Jaime I de Aragón quien iniciaría su expansión meridional a través de los pasos de montaña de la Serranía haciéndose con el control de la comarca (1236) pocos años antes de la conquista de Valencia en 1238.

El Rey, un Obispo y un Noble

En la Reconquista de estas tierras tuvieron protagonismo milicias cristianas dirigidas por Obispos, por nobles y también del ejército Real. El rey Jaime repartió prebendas y territorios entre los nobles, clérigos e infantes que le habían acompañado, dándose la curiosidad de que cada una de las villas que visitaremos perteneció a un tipo de señor distinto: El Rey, un Obispo o un Noble.

Alpuente fue feudo real: Esto quiere decir que perteneció directamente al Rey de Aragón, que cómo dueño y señor directo cobraba sus rentas e impuestos. Sin embargo, por ejemplo Chelva fue feudo señorial, otorgada por el Rey a Don Pedro Fernández de Azagra, Señor de Albarracín, como recompensa a su lealtad y participación en la conquista de Valencia. Por tanto fue villa señorial, sede de un Vizcondado y pertenció a Condes y Duques. Por ultimo el caso de Chulilla, que fue feudo eclesiástico, pasó por manos del Obispo de Segorbe, y tras un paréntesis nobiliario, pasó a manos del Arzobispo de Valencia, por tanto ellos eran quienes recaudaban sus rentas e imponían ley y orden. 

Visita de Los Serranos

La comarca limita al norte con las provincias de Teruel y Castellón, al oeste con Cuenca y al sur con otras comarcas de la provincia de Valencia. En una extensión aproximada de 1500 km2 caben montañas, valles abruptos y cortados por el Turia, vegas fértiles regadas por el río y sus afluentes. Históricamente fue el pasillo que utilizaron los cristianos desde los territorios aragoneses situados más al norte y la ciudad de Valencia. Las localidades de los Serranos, son austeras y pintorescas, y gozan de un clima benigno que es aprovechado por excursionistas sobre todo de la ciudad de Valencia para realizar excursiones, senderismo, y otras actividades al aire libre.

Cómo llegar:
Desde Valencia por la pista de Ademuz, la CV-35, hay unos 50kms a Chulilla, primera etapa de nuestra ruta.

Resulta curioso descubrir que la salida natural desde la ciudad de Valencia hacia estos parajes se realizaba a través de las más famosas puertas de la ciudad, las Torres de… Serranos, que  deben su nombre a esta comarca precisamente.

Continuaremos por la CV-35 hasta Chelva en nuestra segunda etapa (20kms). Y nos desviaremos en Titaguas de la CV-35 para alcanzar Alpuente (30kms) en la tercera etapa. El regreso a Valencia desde Alpuente son unos 90kms.

Con salida y regreso en Valencia, se recorren unos 160kms en toda la ruta.

Etapa 1: Chulilla

Escut de Chulilla

Chulilla: Feudo Eclesiástico (Villa Arzobispal)

Encaramado en una peña coronada por un castillo, Chulilla se desparrama desde sus murallas a las vegas del Turia, formando una imagen pintoresca de gran belleza. Es un destino popular entre los valencianos, y los fines de semana las calles y plazas del pueblo cobran vida con gran número de visitantes.  Es un pueblo que hay que disfrutar despacio.

Qué no debes perderte en Chulilla:

  1. El Castillo
  2. La Iglesia y la Plaza Mayor
  3. El Charco Azul

Es conveniente dejar el coche en los aparcamientos que hay a la entrada del pueblo y realizar la visita a pie. Es pequeño y ser recorre muy bien andando. Conviene llevar buen calzado para poder subir al Castillo (1) y apreciar las vistas que se dominan desde la fortaleza. Los orígenes del castillo se remontan posiblemente a un castro ibero prerromano, pero su fisonomía actual la adquiere en época musulmana, aunque fuera remodelado varias veces por sus moradores cristianos tras la reconquista.

Callejeando por el pueblo, se puede observar el trazado irregular, estrecho e intrincado de sus calles, que muestran su origen morisco. La Iglesia de la Virgen de los Ángeles (2) destaca en piedra amarilla, entre las casas encaladas por todos los lados. Está construida sobre lo que fue la mezquita mayor. Tiene un zócalo de azulejos de Manises del siglo XVI, que se parece al del Colegio del Patriarca de Valencia. Y hay una imagen de la Virgen polícromada también del Siglo XVI.

Para ver la tercera de las cosas destacadas en Chulilla hay que salir del pueblo hacia la vega del Turia y dar la vuelta a la peña sobre la que se levanta el castillo para llegar por un sendero hasta el Charco Azul (3).  Es el más cercano de los lugares  (y de los más bonitos)que tiene Chulilla para bañarse en el río. Se llega en 15′ por el camino que desde la vega da la vuelta al pueblo por la zona de trascastillo, remontando el Turia unos 500 metros.

Puedes ver fotos y tener más información sobre esta localidad, en este artículo del blog “Chulilla: Donde el Turia rompe Montañas

Galería de Fotos de Chulilla

Continuaremos camino hacia Chelva, unos 20kms más al norte. En el camino podremos ver la cola del embalse de Loriguilla y en un desvío el acceso a las cascadas del antiguo Domeño, hay más información en el artículo sobre Chulilla.

Etapa 2: Chelva

Escut de Chelva

Chelva: Feudo Señorial (Villa Vizcondal)

Es la localidad más grande de esta comarca del Alto Turia, pero apenas si alcanza los 2000 habitantes. Resulta interesante porque se respira historia. Aunque su casco antiguo no se conserve en perfectas condiciones sí da para hacerse una idea de como fue en tiempos pasados, en los que su planta medieval de calles intrincadas tenía separados los barrios de moriscos, cristianos y la judería. En el centro se halla la Plaza Mayor (1) de Chelva. De un lado está el Ayuntamiento, que ocupa el antiguo Palacio de los Condes de Chelva, y algunos edificios civiles destacables. En el centro una fuente ameniza con su murmullo la quietud de la hora de la siesta.

Justo enfrente se alza orgullosa la preciosa Iglesia Arciprestal de Nuestra Señora de los Ángeles (2). Su esbelta torre tiene un curioso Reloj que marca horas, días y meses del año. La pena es observar que su fachada, monumental en tamaño y como un retablo en su diseño, tiene todas las hornacinas vacías. Todas sus esculturas fueron destruidas durante la Guerra Civil en 1936.

Un poco de historia:
Chelva, al igual que las otras localidades de la comarca, perteneció al orbe de Valencia durante el período musulmán y cayó ante el empuje de las huestes cristianas del rey Jaime I de Aragón a principios del siglo XIII, poco antes de la Conquista de Valencia en 1238.

Previamente a dicha conquista, vivió un paréntesis de dominación aragonesa entre 1194 y 1214, de la mano de  Pedro II de Aragón.

El feudo fue siempre propiedad de nobles, desde su conquista por Pedro de Azagra, Señor de Albarracín, pasando por las manos de los Condes de Sinarcas, y los Duques de Villahermosa. Esta particularidad la hace distinta de Chulilla, que fue propiedad de los Obispos de Segorbe primero, y de los Arzobispos de Valencia después, o de Alpuente, que se estableció como Villa Real, dependiendo directamente del poder del monarca.

Que no te debes perder en Chelva:

  1. Plaza Mayor
  2. Iglesia Barroca
  3. Fuente de la Gitana
  4. Santuario de los Remedios
  5. Acueducto Romano de la Peña Cortada

Además los alredores de Chelva esconden algunos parajes muy bonitos. Bajando hacia el río podremos seguir algunos senderos marcados que atraviesan la Vega del río Tuétar, pasando por antiguos molinos que antaño molían el grano que se cosechaba en los campos de secano que rodean la villa.

Mapa de Chelva (Ayuntamiento de Chelva www.chelva.com)

Mapa de Chelva (Ayuntamiento de Chelva www.chelva.com)

Saliendo de la villa por la carretera de Ahillas, al llegar a la Plaza de Toros, sigue un camino asfaltado que sale a la izquierda durante unos 300 metros para alcanzar la Fuente de la Gitana(3).  Este hermoso rincón, es un reducto de sombra y frescura en verano, producida por los chorros de agua que surgen de este lugar, del que también parte una red de acequias utilizadas para el riego de las vegas de Chelva. La Fuente de la Gitanta posee 20 caños de agua potable y está decorada con azulejos de Manises de mediados del siglo XX, y es un lugar apacible y muy pintoresco que merece la pena disfrutar. Mucha gente acude con garrafas, pues se habla de las propiedades beneficiosas que su agua aporta a la salud. ¡Pruébala! Dicen que tiene efectos curativos, lo cierto es que su sabor es algo soso, sin que eso sea ni bueno ni malo que quede claro, que para gustos… el agua mineral.

Después podemos continuar camino a la cumbre de los Remedios. Cinco kilómetros de empinada subida nos sirven para poder tocar el cielo de los Serranos y visitar el Santuario de Nª. Sra. de los Remedios (4). Si no lo haces por devoción, hazlo por el placer de disfrutar de una de las vistas más amplias y bellas de toda la comarca. Se abarcan cumbres de Teruel (Sierra de Javalambre) y también de Cuenca, siendo capaz de reseguir con la mirada el profundo tajo que el río Turia ha logrado excavar entre los macizos montañosos que conformaron durante siglos una vigorosa frontera natural entre los territorios del Reino de Valencia, los de la Corona de Castilla y los del Reino de Aragón. El Santuario guarda la Imagen de la patrona de Chelva, que cada año es bajada al pueblo durante las fiestas mayores que se celebran en la tercera decena de Agosto.

Galería de Fotos de Chelva
Etapa 2: Chelva – Acueducto de Peña Cortada

El último de los rincones seleccionados, es quizá uno de los lugares más fascinantes e interesantes, no solo de Chelva sino de toda la Comunidad Valenciana. Sorprendente por su significado histórico, esta inesperada y magnífica obra hidráulica que llevaron a cabo los romanos hace casi dos mil años, se presenta ante nosotros de repente en medio de un paisaje agreste y desolado. Es el Acueducto Romano de Peña Cortadada (5) 

Ha llegado hasta nuestros días en un estado bastante aceptable de conservación, y es para mi gusto uno de los secretos mejor guardados de la Comunidad Valenciana. Y digo secretos mejor guardados, porque no resulta fácil encontrar el camino para acercarse hasta el Acueducto, y porque además quienes quieran conocerlo, visitarlo y disfrutarlo bien, tienen que estar dispuestos a superar un camino que discurre por una empinada ladera, para luego atravesar un puente romano de más de 27 metros de altura, que sin protección, no es apto para quienes tengan vértigo. La recompensa es atravesar los pasadizos excavados en la roca que conforman un auténtico canal que se puede seguir a lo largo de aproximadamente un kilómetro, entre profundos tajos de roca (en algunos tramos llega hasta los 22 metros de altura) y túneles acondicionados para canalizar el agua que había de abastecer a Líria.

Galería de Fotos del Acueducto de la Peña Cortada

Regresamos hasta Chelva para continuar por la CV-35 hasta Titaguas, en donde un desvío nos conducirá por campos de secano hasta Alpuente. En total son unos 27kms de distancia.

Etapa 3: Alpuente

Escudo de Alpuente

Alpuente: Feudo Real (Villa Real)

Alpuente es una villa muy pintoresca. Coronada por un Castillo medieval (1) que se asoma por uno de sus lados a un precipicio de 150 metros, resguardaba en sus faldas un recinto amurallado sobre el que se construyo la población. A pesar de un pavoroso incendio que sufrió en 1840, la villa conserva mucho tipismo, y dos grandes joyas arquitectónicas en su casco urbano: El Ayuntamiento (2), que se aloja en una torre medieval que alcanza los 16 metros de altura, y que aun conserva el aljibe árabe, mazmorras, y un salón de plenos renacentista (S.XVI) con decoración en yeserías; y la Iglesia Arciprestal de la Virgen de Gracia (3), con una torre octogonal típica del gótico valenciano.

Un poco de historia:
La Villa de Alpuente llegó a constituirse en Taifas independiente tras la desintegración del Califato. Entre 1030 y 1092 fue capital de un pequeño reino musulmán, conquistado por El Cid. Después paso a depender del Reino de Valencia tras la invasión Almorávide. Cobró relevancia económica tras la reconquista cristiana del siglo XIII, llegando a reunir las Cortes del Reino en dos ocasiones 1309 y 1383.  De esta época data la Lonja de Contratación que a semejanza de las de Valencia o Palma, se instaló en la Torre del Ayuntamiento, constatando la importancia económica y comercial de esta plaza en la alta Edad Media.

También fue escenario de la Guerra de los dos Pedros, entre el rey Pedro I de Castilla y Pedro II El Ceremonioso de Aragón. Y mucho más recientes fueron los capítulos de las Guerras Carlistas del siglo XIX, en los que las tropas de Cabrera presentaron resistencia por estas tierras al ejército Isabelino.

Que no te debes perder en Alpuente:

  1. Castillo Medieval
  2. Ayuntamiento – Torre Medieval
  3. Iglesia Arciprestal de la Virgen de Gracia
  4. Acueducto Medieval de los Arcos

El Castillo se visita, aunque queda poco más que sus murallas y torres. Merece la pena subir para disfrutar de las vistas de la comarca que se divisan desde su adarve. Pasear por la Villa tiene su encanto, el Ayuntamiento como la Iglesia se pueden visitar por dentro, y hay algunas tiendas en las que podréis comprar buen embutido y Vino Blanco del Alto Turia, denominación de origen local. En cuanto a la gastronomía, probad la Olla Churra, especialidad local, sabrosa y contundente.

Tras la visita del casco histórico, saliendo hacia La Yesa, en un paraje llamado Las Eras, muy cerquita de la carretera os encontraréis con el Acueducto de Los Arcos (4). Una obra medieval que cuenta con 13 arcos góticos muy bien conservados y que abastecía de agua potable las fuentes de Alpuente.

El término municipal de Alpuente es bastante extenso (unos 150km2) y hay parajes muy bonitos para realizar senderos, visitar las ruinas del Castillo de Poyo, en la aldea del Collado a unos 12kms de Alpuente. También hay varias áreas recreativas en las que realizar actividades al aire libre.

Galería de Fotos de Alpuente

La mayor parte de los pueblos de la comarca son demasiado pequeños para tener una buena oferta de restaurantes, así que hay que tenerlo a la hora de elegir uno para comer. Chulilla es la que tiene un mayor número de establecimientos, pero también he incluido uno en Chelva que particularmente me gusta mucho por su cocina casera y calidad.

En Chulilla:

Restaurante El Pozo – Calle Arrabal, 7. 46167 Chulilla – Tel: 653 302 956 – Suelen tener un menú de 12€ pero a la carta, se puede comer sin despellejar la cartera entre 17 y 25€

En Chelva:
Restaurante Neutral – C/ Mª Antonia Clavel, 24 – Chelva – Tel: 962 100 034 – Es un sitio donde comer bien, casero, típico y a buen precio. El lugar es grande algo desangelado y sin lujos, pero sabe muy bien. Se come a carta cantada, y cada día preparan cuatro o cinco excelentes primeros que pueden incluir Olla, paella, arroz negro, etc… y segundos como paletilla, codillo, sepionet, etc… a elegir en un menú que no pasa de los 15€. Todo es muy sabroso, y repito lujoso no, aunque el trato sí.

De entre toda la oferta de casas rurales, pequeños alojamientos y hostales, que hay bastantes… me quedo con estos dos: Hay muchos más eso sí, yo sólo sugiero dos que me gustaron por precio y calidad.

En Chulilla

La Casa Serena – Calle Turia, 39. 46167 Chulilla – Tel: 636 764 704 – Es una casa rural con encanto que tiene cinco habitaciones dobles, muy bien puestas, tranquila, cómoda y con vistas a la vega del Turia. Una doble puede costarte 50€ y generalmente te incluyen el desayuno.

Hotel El PozoCalle Arrabal, 7. 46167 Chulilla – Tel: 653 302 956 – Un sitio sin lujos pero muy limpio, acogedor y con todos los servicios a muy buen precio. La doble sale por unos 50€ también incluye desayuno.

En Tuéjar (a 5kms de Chelva)

Hotel Álvarez – C/ Ramón Villanueva, 69 – Tuéjar – Tel: 961 635 282. Un hotelito rural muy cómodo y acogedor, también austero pero con una relación calidad precio muy buena. 45€ la doble.

En Calles (a 3kms de Chelva)

Hotel Rural La Aldea – C/ Mirador, 9 – Calles – Tel: 665 545 305 – Es un alojamiento que ofrece pequeños apartamentos bien equipados por unos 60€ la noche.

En Aras de Olmos (a 12kms de Alpuente)

Casa Rural Aras – C/ Jueguecillo 46-44 – Aras de Olmos – Tel: 699 359 066 – www.casaruralaras.com – Es mi favorito de la comarca. Un alojamiento rural con encanto, cuidadosamente decorado, acogedor y tranquilo. Tienen apartamentos para 2 personas desde 50€ la noche, o para 4 personas desde 80€.

Oficina de Turismo de Chulilla

Sitio de Chulilla con info de Senderos locales y corto recorrido

http://www.chulilla.es/es/page/plano-rutas

Oficina de Turismo de Chelva

Sitio de Chelva con info sobre Rutas de senderismo en la localidad – También oficina de información turística del Alto Turia (Tourist Info ALTO TURIA – Carretera CV-35 Km.73,5 – 46177 Tuéjar / Tel: +34 961 635 084 – email: tuejar@touristinfo.netwww.altoturia.es )

http://www.chelva.es/content/tourist-info-alto-turia  // http://www.chelva.es/page/oficina-turismo-chelva

Oficina de Turismo de Alpuente

https://alpuenteturistico.wordpress.com/

Mapa de Localización

Encontrarás Chulilla y otras localidades de la comarca de Los Serranos con chinchetas rojas, y chinchetas azules para lugares de interés descritos en éste artículo y otros dedicados a la comarca dentro de este blog.

La ventaja de usar Google Maps es que puedes utilizarlos como navegador para encontrar los puntos descritos, si bien no puedo hacerme responsable de que haya errores, si te garantizo que en la medida de los posible he procurado ubicarlos con la máxima exactitud que me ha sido posible.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.