Castillo de Manzanares el Real /

Castillo de los Mendoza

Localidad: Manzanares el Real – Provincia: Madrid – Comunidad de Madrid

Serie «Los Castillos más Bonitos de España» #8

 

El Castillo de Manzanares el Real es el más bonito y mejor conservado de los castillos que se encuentran en la Comunidad de Madrid. Fue morada del Marqués de Santillana, linaje que posteriormente se convertirían en Duques del Infantado, una de las familias aristocráticas más relevantes de España.

El castillo, que esta en buen estado de conservación, fue levantado en nueva planta a finales del siglo XV, para substituir uno anterior, del que solo se conservan algunas trazas. Su diseño como palacio-fuerte, responde más a las necesidades residenciales y de comodidades de una nueva época, que a meramente requisitos defensivos. Se encargaría su construcción a Juan Guas. Uno de las arquitectos más representativos del estilo gótico-isabelino. Guas diseñó también para los duques, el Palacio del Infantado de Guadalajara, con el que se ven claras similitudes.

El Castillo de Manzanares perdió importancia cuando los asuntos de familia bascularon hacia Guadalajara. A lo largo de los siglos se ha mantenido en el mismo linaje. Propietarios del castillo, los duques cedieron su uso a la Comunidad de Madrid que lo adapto para la visita. En el interior se ha instalado un Museo de los Castillos, una exposición de tapices renacentistas, y se puede explorar las salas, capilla y subir hasta el precioso mirador de Juan Guas, para observar la belleza de las vistas del valle del Alto Manzanares.

 

 

Mapa de Castillos de España

El castillo de Manzanares el Real está a 50 km (45′) de Madrid; a 70 km (50′) de Segovia; y a 80 km (1h10′) de Guadalajara.

 

Visita del Castillo de Manzanares el Real

Historia del Castillo de Manzanares el Real

Algunos de los titulares del Castillo de Manzanares:

También denominado Castillo de los Mendoza, ya que siempre ha pertenecido a este linaje; como señores de Manzanares, Marqueses de Santillana o duques del Infantado. Títulos que fueron adquiridos en el trascurso de las primeras cuatro generaciones de propietarios del castillo.

Escudo del ducado del infantadoLos primeros Mendoza:

  • Pedro González de Mendoza (1340-1385): I Señor de Manzanares
  • Diego Hurtado de Mendoza (1367-1404): Almirante de Castilla
  • Íñigo López de Mendoza y de la Vega (1398-1458): I Marqués de Santillana y famoso literato.
  • Diego Hurtado de Mendoza y de la Vega (1417-1479): I Duque del Infantado

(En la imagen: Escudo ducal de los Mendoza)

El Castillo de los Mendoza

Los pastos y bosques del alto Manzanares fueron disputados por segovianos y madrileños durante toda la Edad Media, pero es a partir de la conquista de Sevilla en 1248, que el pueblo se desarolla y el conflicto se hace patente. La mejor manera que encontro el rey Alfonso X de Castilla fue abrogarse los derechos sobre el territorio, que desde entonces se llaman «El Real del Manzanares«, en alusión a su condición de realengo.

Marques de Santillana (copia de Maureta)

I Marqués de Santillana

Se tiene constancia de la existencia de una construcción defensiva, en el lugar del antiguo castillo desde el medievo. Sin embargo no es hasta el siglo XIV que el castillo toma forma bajo administración real. A fines de este siglo, Juan I de Castilla cede sus derechos al mayordomo de la Corona y su hombre de confianza, Pedro González de Mendoza (1340-1385), que se convierte en el primer Señor de Manzanares. Este linaje de procedencia alavesa (de la localidad de Mendoza) se convertirá en uno de los más relevantes de Castilla.

Su sucesor, Diego Hurtado de Mendoza (1367-1404), se convirte en Almirante de Castilla. A él se atribuyen las obras del castillo viejo de Manzanares el Real. Su acercamiento a la mar, a través de expansión de territorios en los valles de Cantabria, y su matrimonio con la Casa de la Vega, una de los linajes montañeses más poderosos, convierten a su hijo Íñigo López de Mendoza en el I Marqués de Santillana. El primer marqués es además un erudito escritor, y se convierte en una figura clave de la historia de la literatura castellana.

(En la imágen: Íñigo López de Mendoza, I Marqués de Santillana hacia 1455)

Sopetran-santillana

I Duque del Infantado

Su título es heredado por Diego Hurtado de Mendoza y de la Vega, quien destaca como hombre próximo en la Corte a los Reyes Católicos que le recompensan con la concesión del título de I Duque del Infantado. A su muerte, queda constancia en su herencia, del inicio de las obras del castillo nuevo de Manzanares el Real. Simultáneamente a la construcción del castillo nuevo, se desmantela el viejo con el doble propósito de servir de cantera y de reducir el riesgo de que la antigua fortaleza cayese en manos enemigas.

(En la imágen: Diego Hurtado de Mendoza, I Duque del Infantado retratado por el Maestro de Sopetrán, 1470 – Museo del Prado, Madrid)

La casa de los Mendoza a través de su tronco principal del «Ducado del Infantado» y otras ramas, acumulan títulos e influencia durante los siglos XV y XVI. Durante unos 50 años, Manzanares es el centro político del ducado, pero cuando el IV Duque del Infantado, Íñigo Lópe de Mendoza y Pimentel (1493-1566)  traslada su residencia y centro de actividades a Guadalajara, el castillo va paulatinamente perdiendo importancia. Una serie de litigios dinásticos y problemas económicos causan su abandono.

En el siglo XVIII, Felipe V otorga al ducado la posesión perpetua del territorio, pero el edificio sigue sufriendo el paso del tiempo y su relativo abandono. No es hasta 1914 que la propia Casa Ducal inicia unas primeras obras de restauración. Una segunda rehabilitación tiene lugar en 1964, que tiene por objetivo convertir el espacio en un Museo de los Castillos. Un año despues el XVIII duque del Infantado cede el castillo a la Diputación de Madrid para que continúe las obras, que concluyen en 1977 con la apertura pública para su visita como monumento.

Con la consolidación de las autonomías, en 1982 acoge el acto de constitución de la Asamblea de Madrid, y en 1983, el conjunto es traspasado a la Comunidad de Madrid. Se decide entonces el traslado de diez tapices flamencos del siglo XVI pertenecientes a la institución regional,  para exhibirlos en el interior del castillo.

Una última rehabilitación por parte de la Comunidad de Madrid tuvo lugar en 2005 para incorporar los museos, y el Jardín Renacentista en 2013.


Aspecto

El castillo fue erigido aprovechando una ermita romanico-mudéjar que existía en el cerro, que hoy se alza junto al patio de armas. Las obras comenzaron en 1475, justo después de la finalización del conflicto armado por la sucesión en el trono de Castilla, que enfrentó a los Reyes Católicos con la pretendiente Juana la Beltraneja.

Plano del castillo

El formato sigue un patrón clásico de castillo del siglo XIV en plano cuadrangular, rematado en las esquinas por tres torres circulares y una cuadrada, o donjon. Está rodeado por un perímetro de murallas exterior. Las murallas fueron levantadas con mamposte de piedra local, utilizando sillares más perfectos de granito para los remates: adarves, almenas y otros elementos que aún siendo defensivos, aquí cobran un sentido estético claramente definido. La galería porticada en estilo gótico-isabelino que corona la fachada sur, es uno de los más bellos ejemplos de este estilo en la arquitectura civil castellana del siglo XV. Las ventanas con arcos flamígeros apuntados, y decoraciones con puntas de diamantes en la base, guardan un gran parecido con otros miradores similares como el del Castillo de Cuéllar, y el de la fachada del Palacio del Infantado. Es en los tres casos, es el arquitecto Juan Guas, quien imprime su sello característico.

Juan Guas - El arquitecto del gótico-isabelino

Juan Guas (1430-1496), arquitecto español de origen bretón, fue uno de los maestros canteros más relevantes de finales del siglo XV. Introdujo adelantos del renacimiento en la construcción. No obstante, se caracterizó por el gusto exquisito a la hora de combinar elementos decorativos en sus construcciones que venía tanto de las influencias hispano-musulmanas, como del tardogótico francés, conjugando un estilo particular y característico que define también una época, el Gótico-Isabelino.

El arquitecto Juan Guas (Museo del Prado)Comenzó trabajando en las obras de las catedrales de Ávila y Segovia. Participó en obras como el Monasterio del Paular, el Colegio de San Gregorio de Valladolid, entre otras. Los Mendoza le requieren para la ejecución de las obras del castillo de Manzanares, creando una preciosa galería porticada, similar a las que ya a construido en Cuéllar o Jadraque.

El castillo de Manzanares es considerado el precedente de la que se convierte en obra cumbre del primer Renacimiento en España, el Palacio del Infantado. Esta obra civil de Guas, encargada también por el Duque del Infantado marcaría las pautas de las construcciones palaciegas desde el reinado de los Reyes Católicos.

( En la imágen: Retrato de Juan Guas sito junto al sepulcro del arquitecto en la capilla de la Iglesia de los Santos Justo y Pastor de Toledo donde esta enterrado)

Los propios Isabel y Fernando requieren los servicios de Juan Guas para la construcción del Monasterio de San Juan de los Reyes en Toledo, conmemorativo de la Batalla de Toro (1474), que había sido concebido como panteón de éstos. Finalmente, tras la conquista de Granada, se decidiría enterrar a ambos en la nueva catedral del último baluarte musulmán en la península.

Dentro de la misma Corte, Beltrán de la Cueva, también utilizaría sus servicios para construir un recinto palaciego con características similares en Cuéllar. Y se sabe que participó en las obras de otras obras militares como los castillos de Mombeltrán (Ávila), Jadraque o Belmonte.​


 

En el año 1931 fue declarado monumento nacional. Propiedad del Ducado del Infantado, quien promovió una primera rehabilitación en 1965, en 1989 cede a la Comunidad de Madrid, la gestión para su visita, y organización de actos públicos e institucionales.  El castillo alberga un Museo de los castillos españoles y exhibe de la colección de tapices flamencos.


 

Otros castillos destacables de la provincia de Madrid:

  • Manzanares el Real
  • Buitrago del Lozoya
  • San Martin de Valdeiglesias
  • Batres

Además de esta pequeña lista con los castillos más destacables de la provincia de Madrid, existen al menos otros 5 castillos, ruinas de castillos, torres o fortalezas defensivas medievales en:

ChinchónPinto (Torre),  Villanueva de la CañadaVillarejo de Salvanés (Torre), Villaviciosa de Odón,

 

Otros castillos destacables cercanos:

 

Galería de Fotos – Castillo de Manzanares El Real

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Enlaces

 

 

¿Quieres segurir visitando castillos con CarlosdeViaje.com?

Sobre El Autor

http://www.anayatouring.com/autores/alonso-carlos/ http://www.carlosdeviaje.com/inicio/

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.