Este es el relato de la primera jornada: Cruzamos la frontera Chile/Bolivia y nos adentramos en la Reserva Nacional Eduardo Avaroa. Un territorio protegido de más de 8000 km2 donde visitaremos un rosario de lagunas pobladas de flamencos a más 4.000 metros de altitud, aguas termales y lugares con formaciones rocosas de formas caprichosas, Todo ello bajo la presencia vigilante de las cumbres nevadas de los Andes.

Sobre El Autor

http://www.anayatouring.com/autores/alonso-carlos/ http://www.carlosdeviaje.com/inicio/

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.