Xàtiva o Játiva como dice su nombre en castellano, fue la segunda ciudad histórica del Reino de Valencia, y es hoy una de las poblaciones más monumentales de la Comunidad. Situada a menos una hora de la ciudad de Valencia, y de las  populares playas de Gandía, Cullera, o Denia, constituye una buena escapada cultural para los que están pasando unos días de descanso en la costa o una excursión para los valencianos en general.

Játiva sorprende porque no te esperas un conjunto histórico tan grande, tan bien conservado y tan auténtico (es una ciudad muy vivida, y aunque recibe algo de turismo, se nota que no es su principal fuente de ingresos, así que la sensación no es nunca de estar visitando un parque temático, sino que se percibe el pulso de una localidad con una fuerte personalidad y vida local)

Su Colegiata, su Museo del Almudín y su imponente Castillo (de los más bonitos del Levante) son tres visitas imprescindibles que acompañarán a un precioso paseo por su centro histórico descubriendo Palacios, Casas Blasonadas, antiguos Conventos e Iglesias medievales cargadas de arte e historia. Un día debería ser suficiente para descubrir su esencia, aunque su oferta gastronómica puede atraparnos y hacer que nos quedemos más tiempo y dejarse seducir por multitud de pequeños rincones.

Cómo llegar:
La Ciudad de Játiva está ubicada en un corredor natural entre la hoya de Valencia, el interior de la meseta y las sierras que separan las provincias de Valencia y Alicante, y el paso obligado por el camino natural hacia la meseta central peninsular.

Muy bien comunicada por autovías con las principales capitales que la rodean, dista unos 60kms de Valencia, a tan sólo 30kms de Gandía, 105kms de Alicante y 140kms de Albacete, paso obligado para llegar hasta Madrid, a 385kms

Un poco de historia
En el neolítico hubo poblamientos en casi todo el Levante español, la comarca de Játiva no fue una excepción y hallazgos de abrigos y pinturas rupestres en Bicorp atestiguan la presencia humana.

Saiti ibera

Los Cartagineses se hicieron fuertes en la península estableciendo importantes alianzas con los pueblos prerromanos, en el área de Játiva, los contestanos fueron importante alíados frente a la expansión romana que comenzó con las Guerras Púnicas. Aníbal, casado con una princesa íbera llamada Himilce, se dice que pasó por la ciudad residiendo en su castillo, concretamente en el Castell Menor, el que data de una época más antigua.

Saetabis Romana

En tiempos de los Romanos, la fundación de Valencia (Valentia) en medio de uno de los territorios más fértiles de la península, restó importancia a otras localidades históricas como Sagunto o la propia Játiva pero sin llegar a eclipsarlas del todo.

Medina Xàtiva musulmana

Durante toda la Edad Media, Játiva, primero musulmana y tras la conquista (1244) por el rey de Aragón Jaime I, cristiana, constituyó la segunda ciudad (título que obtuvo en el siglo XIV) del Reino de Valencia. De esta época conserva monumentos, iglesias como Sant Pere o Sant Francesc, partes del Castillo, o algunos Palacios góticos.

El Renacimiento vino ligado a una familia que haría de Játiva una localidad Universal, y la única ciudad española cuna de dos Papas, los Borja. Más conocidos internacionalmente por la grafía de su apellido en italiano “Borgia”, la familia que provenía del Reino de Aragón se aposentó en la comarca durante la Edad Media, y dio alguno de sus hijos más ilustres a finales del siglo XV y durante el siglo XVI.

San Felipe durante la Ilustración

La Guerra de Sucesión trajo destrucción a Játiva. La Ciudad, al igual que otras muchas ciudades y comarcas del Levante y Cataluña, apoyaba las aspiraciones del Archiduque Carlos al trono de España, frente al que sería Felipe V de Borbón. Las tropas Borbónicas tras vencer en la Batalla de Almansa (1707) al ejército del Archiduque avanzaron y sitiaron Játiva que resistió durante días. Cuando capituló se dice que se ordenó la quema de la ciudad y la expatriación de sus habitantes, y para más humillación el cambio de su nombre por el de “Colonia de San Felipe“.

¡¡¡Históricamente no está tan claro que dicho fuego fuera tan devastador, lo prueban los monumentos que se conservan de épocas anteriores, lo que sí quedó claro es la animadversión de los setabenses por los Borbones, en concreto por Felipe V que ordenó la devastación de su ciudad… en represalia, el retrato de dicho Rey que se conserva en el Museo de Bellas Artes está colgado boca abajo!!!

De San Felipe a Játiva, y Xàtiva

Las Cortes de Cádiz devuelven el nombre oficial de Játiva a la localidad que avanza durante el siglo XIX hacia la revolución industrial. En el siglo XX se convierte en un núcleo receptor de inmigración y se desarrollan muchas industrias que dan riqueza a la comarca. El nombre de Xàtiva es oficial desde que la España de las autonomías recuperas los nombres oficiales de las localidades en lengua vernácula en cada uno de los territorios que tienen más de una lengua oficial.

Qué visitamos en este artículo

A continuación un mapa interactivo para que sitúes las visitas en el mapa y puedas navegar hasta ellas con toda facilidad.

Visita de Xàtiva

Dónde disfrutar de las mejores vistas:

Quizá la mejor forma de empezar una visita sea haciéndose la idea general de cómo es la ciudad desde las alturas. Aquí os indico tres de los lugares imprescindibles para disfrutar de las mejore vistas de Xàtiva.

  • Ermita del Calvario: En la esquina oriental del casco antiguo, un camino en zigzag sube a lo alto de una colina desde la que se disfruta una de las vistas panorámicas más bonitas de la Ciudad, con las murallas en primer término y la Colegiata destacando sobre el caserío del casco histórico. (Ver la foto de portada) Aquí no se puede subir en coche, así que tendréis que estar dispuestos a ejercitar un poquito las piernas…
  • Ermita de Sant Josep y Santa Bárbara: Desde aquí se aprecian al detalle todos y cada uno de los rincones que se visitan a pie por el centro histórico. Además sobre la colina que contempla Xàtiva, el artista Javier Peláez esculpió un interesante monumento a las manos que enmarca las vistas de la ciudad. Otro de los atractivos de parar aquí es que hay un bar-restaurante con terracita donde disfrutar de una caña a media visita. Para llegar es tan fácil como seguir las indicaciones que llevan hasta el Castillo y a media subida daréis con ella.
  • Castillo de Játiva: Las Vistas desde lo alto del castillo son impresionantes y no sólo abarcan la ciudad, si no las sierras adyacentes, la llanura del Júcar, e incluso en días claros se atisba el mar en lontananza.

Qué ver en Xàtiva

Játiva es una ciudad monumental, declarada conjunto histórico artístico en 1982, así que la relación de monumentos es larga. A quién le guste el arte y la historia, debería dedicarle más horas y descubrir cada rincón. No obstante, aquí tenéis una breve descripción de lo que podéis ver, en una selección de los mejores y más interesantes monumentos de la ciudad para que no os perdáis nada de lo imprescindible.

1/ La Colegiata o Seo (Entrada 1€ – Abre de 10h30 a 13h & D y F 11h30h a 13h)  es el principal templo de la Ciudad. De grandes proporciones y estilo herreriano, los Borja procuraron dar empaque y distinción a su localidad de origen auspiciando su construcción a finales del siglo XVI, su construcción comenzó en 1596 en el lugar donde se levantaba la Mezquita Mayor musulmana, que fuera respetada por Jaime I por su belleza y cuyos únicos añadidos durante siglos fueron algunas capillas laterales. El templo es de dimensiones apabullantes y merece la pena entrar para percatarse de la diferencia de escalas con respecto a otras construcciones más antiguas de la ciudad.

Además de visitar el templo se puede ver el Museo con su cruz procesional y arte sacro; y subir al Campanario.

2/ El Hospital Real es un edificio Gótico-Renacentista, con una fachada de elaboración exquisita. Se levanta frente a la Colegiata en la misma Plaza de Calixto III. Sus dos puertas reflejan los dos estilos mencionados. En un lateral la preciosa portada gótica da entrada a la capilla, y en el centro una portada renacentista levantada como un arco de triunfo romana da paso a un patio.

3/ El Museu de l’Almodí (Entrada 2,40€, Domingos Gratis – Abre de L a V 9h30 a 14h30; S, D y F de 10h a 14h30) es el más importante de Játiva y de obligada visita. Atesora hallazgos arqueológicos iberos, romanos y musulmanes de la excavaciones de los alrededores. El Museo de Bellas Artes guarda interesantes piezas, entre ellas algunas del pintor Setabense, Josep de Ribera “El Españoleto”. Es aquí donde está el famoso retrato de Felipe V colgado al revés.

4/ La Plaça del Mercat / Plaza del Mercado es una de las más pintorescas del Casco histórico, y como su nombre indica, ha albergado en mercado durante siglos. De forma irregular, los edificios que la circundan presentan soportales cuya función era facilitar las transacciones de mercaderías incluso en los días de mal tiempo.

5/ La Plaça de la Trinitat / Plaza de la Trinidad reúne un conjunto de monumentos de época medieval. El Palacio Ruiz de Alarcón (hoy sede de los Juzgados), el antiguo Convento de la Trinidad y la fuente gótica que preside la plaza, Fonte de la Trinitat (una de la más antiguas de España).

6/ La Plaza de Alejandro VI es donde se levanta el Palacio en el que nació el segundo Papa de la casa Borja. En el centro de la plaza se levanta la Fuente de Aldomar.

7/ La iglesia de Sant Pere / San Pedro, ha sido objeto de una profunda rehabilitación y restauración, sin embargo conserva trazas originales del siglo XIV, y sobre todo un precioso retablo gótico.

8/ La Iglesia de Sant Feliú / San Félix es uno de los vestigios arquitectónicos de la ciudad, que conserva un templo de trazas románicas en una zona tan meridional del levante español. Está situada junto a la ermita de Sant Josep en la subida hacia el Castillo. Un atrio con columnas romanas cubre su portada románica. En su interior no dejéis de descubrir el impresionante retablo gótico de preciosas tablas de estilo italianizante y marcos dorados muy decorados, y sobre todo la pila bautismal de alabastro labrado con restos de policromía original.

Cuna de Papas

De los tres Papas españoles que la Iglesia Católica ha tenido desde sus inicios, uno lo fue durante el cisma de Aviñón, e incluso convivió con otros dos Papas electos, el Papa Luna, que también estaba unido a la Corona de Aragón. Su familia provenía de Illueca en Zaragoza, y se refugió con su curia en el Castillo de Peñíscola… pero esto es harina de otro costal.

Los otros dos, pertenecieron a la familia Borja. Esta familia era uno de los principales linajes de la Corona de Aragón. Provenían de la zona del Moncayo en Zaragoza, de la localidad homónima, y habían medrado en estas tierras desde la época de la Reconquista, como otras muchas familias nobles aragonesas y catalanas.

Alfonso de Borja (Calixto III)

Los Borja se hicieron con los señoríos de estas tierras, y títulos como  el de Duque de Gandía. La tradición marcaba que el primogénito heredaba él título y propiedades, el segundo iniciaba la carrera militar y el tercero la eclesiástica. De esta forma, las mismas familias copaban también los puestos más destacados del clero, la denominada nobleza eclesiástica. Ese fue el caso de Alfons de Borja que logró hacerse con títulos importantes entre los que destacaba el obispado de Valencia, y ser nombrado Cardenal. Esto le daba acceso al proceso de elección de Papas en Roma. Tras una extensa labor de relaciones públicas, negociaciones, equilibrios de poder y prebendas con las principales familias romanas que habían acostumbrado a ocupar el trono de San Pedro, Alfonso de Borja, logró ser elegido Papa en 1456, con el nombre de Calixto III.

Coat of Arms of Xàtiva

El escudo de Játiva refleja la importancia de los Borja en sus historia. En la parte superior además de la Corona Real de Jaime I, conquistador de Xàtiva, presenta las dos tiaras papales de Calixto III y Alejandro VI, hijos de la ciudad. En el Escudo también sale representado el Castillo y las barras de la Corona de Aragón.

Rodrigo de Borja (Alejandro VI)

Su hazaña abrió el camino para que su sobrino, Rodrigo de Borja lograra el mismo objetivo pero con una mayor trascendencia y acumulación de poder, quizá también por los años convulsos en los que le tocó dirigir la iglesia y también por la mayor duración de su Pontificado. Alejandro VI gobernó el destino de la Iglesia desde 1492 a 1503.

El fue el responsable de la Bula Papal que permitía la Conquista del Nuevo Mundo a España y los “permisos” para la evangelización de los nuevos territorios. También suscribió el Acuerdo de Tordesillas (1494) en el que España y Portugal se reparten el mundo por explorar evitando confrontaciones y permitiéndose vía libre a la expansión de sus colonias de ultramar sin mayores amenazas.

Alejandro VI tuvo cuatro hijos; Cèsar, Lucrècia, Joan y Jofré. Los dos primeros son quizá los más famosos por su importancia histórica en el equilibrio de poderes de la Italia Medieval, donde ambos desplegaron una red de poder impresionante como Condottiero (jefe de las milicias que se pusieron al frente de los Estados Pontificios) o como esposa de Alfonso de Este, el poderoso Señor de Ferrara, uno de los más influyentes de la época.

El advenimiento de una familia valenciana al centro de la política italiana y su desmesurada rapidez en hacerse con cotas de poder inimaginables para un foráneo en la época, no se produjo sin hacerse con muchos enemigos en el camino. Los Borja, más conocidos desde entonces por su grafía en italiano como los “Borgia” (en italiano no existe la “j” y el sonido valenciano “j” es representado por la “gi”) fueron objeto e una tremenda y exagerada leyenda negra.

San Francisco de Borja

Último de los grandes representantes universales de la familia. Fue tercer general de la Compañía de Jesús (1565-1572). Confesor de Isabel la Católica anteriormente y hermano de Pedro Luis Borja, Duque de Gandía y último Gran Maestre de la Orden de Montesa.

Y 9/ El Castillo de Xàtiva (Entrada 2,40€ – Abre de 10h a18h; de Abril a Septiembre hasta las 19h) es la última visita que vamos a describir. se divide en dos partes; el Castell Menor y el Castell Major.

El primero es el que se estima fue construido en tiempos prerromanos por los contestanos, el pueblo que fundara la ciudad de Saiti. Se conservan solo los lienzos de murallas pero ninguna sala cerrada.

Las vistas desde ambos son preciosas, no obstante desde el Castell Major que es más alto, se contempla un paisaje inmenso que en los días claros incluso llega a verse el Mediterráneo. Además esta parte del Castillo conserva algunas estancias medievales cerradas como la Prisión.

En Játiva hay bastantes hoteles medios de negocios, debido al movimiento que tienen sus empresas e industrias. Los establecimientos turísticos son mucho menos abundantes, aunque los hoteles se van adaptando. De todos modos, en los últimos años han abierto pequeños hoteles con mucho encanto, que podréis encontrar en los principales buscadores.

Aquí os dejo una selección con excelente puntuación y una ubicación perfecto para visitar la ciudad en torno a las plazas del Mercado y de la Colegiata: (Entre 45€ y 50€ / noche – 2 Personas)

>Casa del Cigroner Xàtiva: Calle Santo Domingo, 26, 46800 Xàtiva, Valencia – Tel: 675 78 60 41

>Casa Camino al Castillo

Y un poquito más caros, aunque igual con una perfecta relación calidad precio: (No pasan de 70€ / noche – 2 Personas)

>Casa Aldomar: Calle Bosch, 11, 46800 Játiva, Valencia – Tel: 962 27 65 63

>Las Coles Apartasuites: Carrer de la Corretgeria, 4, 46800 Xàtiva, Valencia – Tel: 677 50 07 22

En el centro histórico, se puede comer bien en varios sitios:

> Junto a la Plaza del Mercado, allí “La Picaeta de Carmeta” (Plaça Mercat, 19, 46800 Xàtiva, Valencia – Tel: 619 51 19 71)

> El Gourmet del Socarrat (Carrer Trobat, 5, 46800 Xàtiva, Valencia – Tel: 962 27 27 90) es otro de los favoritos de los setabenses. Está situado en el centro histórico entre la Alameda y la plaza del Mercado. Un pequeño establecimiento con productos gourmet que también se venden. Tratan las cosas con mimo y se nota, a pesar de que no es barato es el sitio para sorprender a alguien con una excelente cocina.

> Y si queréis comer una pizza con fama en toda la comarca, “Il Padrino Due” es posiblemente la pizzería con más fama de este lado del Júcar… está en la Calle Montcada, muy cerquita de la Plaça de la Trinitat.

Especialidades de Játiva:

1/ Parajes Naturales del Júcar: Hay sitios muy bonitos en las inmediaciones como Bicorp, Navarrés o Anna. Junto al río Júcar, tienen pozas donde bañarse y son tramos del río muy pintorescos con cascadas y parajes naturales con mucho encanto.

2/ El Castillo de Montesa: También muy cerca está Montesa y el Castillo que era sede de la Orden Militar más importante de la Corona de Aragón. Desafortunadamente el Castillo no se conserva demasiado bien, porque sufrió los efectos destructivos de un potente terremoto en el siglo XVIII.

3/ Sierras del Interior:  Ruta de pueblos con encanto del interior montañoso de Valencia. Destacando Albaida y sobre todo Bocairent.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.